Aquí los únicos que vuelan, son los pájaros: Pueblo Edén.

419737_3452906249247_1289771325_n

A 40 kilómetros al norte de Punta del Este está Pueblo Edén, un auténtico slow town donde se respira tranquilidad, y donde se puede comer en un restaurante tan original como exquisito, merendar tortas con chocolate entre los árboles, avistar más de 50 especies de aves en una mañana y respirar un sinfin de aromas mezclados de flores y plantas aromáticas mientras se recorren las apacibles calles que dan vida a un lugar de ensueño.

En Pueblo Edén viven actualmente 75 personas en forma permanente, llegando a 250 con la zona de influencia a 10 km a la redonda.

Definitivamente, las chacras con buenos accesos a la zona costera se convirtieron desde hace unos años en una opción para pasar las vacaciones, esto hizo que muchos extranjeros descubrieran el lugar, aunque por suerte, la paz y tranquilidad de este pueblo se mantienen intactas.
Por las dudas, en un cartel ubicado en la entrada, se advierte que es un pueblo tranquilo donde la velocidad máxima es de 30 km por hora.

En el Pueblo todo parece funcionar como en una aldea. Cada cual cumple su rol y sabe lo que debe hacer. Javier es uno de ellos. Es el encargado de mantener «prolijo» al pueblo. Trabaja desde las 8 hasta las 14:30, pero dice que está disponible las 24 horas, y es uno de los funcionarios públicos del lugar. Corta el pasto de la plaza, de las calles, hace la poda de los árboles, arregla las flores y repara los caños rotos.

Cada vez que pasa alguien cerca suyo (y no se da con frecuencia) Javier deja lo que está haciendo, se quita el gorro, inclina la cabeza y saluda. «Este es mi gran jardín. Lo cuido como si fuera mío. Lo siento mío», dice con una sonrisa.

Los «códigos de aldea» también se aplican a los nuevos residentes. Michael es canadiense y está viviendo en Pueblo Edén desde julio del año pasado. Vivía y trabajaba en San Pablo, pero ya habiendo ganado tranquilidad económica buscó un poco de paz. Dice que los lugareños lo aceptaron bien porque apenas llegó buscó integrarse y aportar al pueblo.

Para la construcción de su casa dio empleo a varios habitantes de la zona y su esposa se integró a la escuela, donde da clases de inglés y también de manualidades.

Otro ejemplo es el de Mauricio Unternahr (francés) y Liliana Correa (colombiana). Son pareja y se mudaron al pueblo en abril de 2011. Llegaron en busca de tranquilidad y la encontraron. «Vivíamos en La Paloma y teníamos una chacra. Pero nos empezó a afectar la inseguridad. No podíamos dejar la casa sola. Y siempre que pasábamos para Montevideo veíamos el cartel que decía Pueblo Edén. Siempre estábamos por entrar. Hasta que entramos y nos gustó», cuenta Mauricio, que ya está totalmente adaptado a su nuevo hogar.

Justamente la cantidad de extranjeros que viven en el pueblo y la geografía hace que Mauricio se sienta menos extraño. «El lugar es súper lindo. Hay muchos lugares en Francia que se parecen a los paisajes que se ven desde acá, sobre todo las colinas», concluyó. (nota de  Ximena Aleman)

Hace 21 años, Hugo Marrero y María Inés tenían US$ 450 para comprar un aparato de video. Buscando el aparato en los clasificados, encontraron un terreno en Pueblo Edén, casualmente, a US$ 450. Lo fueron a ver y lo compraron. Hoy no miran películas, porque trabajan duro en el único restaurante del pueblo: La Posta de Vaimaca.

El lugar se parece a una típica cocina de campaña pero abierta al público. Se sirven platos caseros que se elaboran a la vista con productos de la zona, las mesas están instaladas bajo los árboles y el olor a comida se entremezcla, por momentos, con el olor de gallinas, patos y conejos criados allí.

Pastas, tarariras (pescado de agua dulce), cordero y conejo, preparados de diferente manera, son los platos que integran la carta. Son platos «de verdad», es decir, abundantes. De poste, ofrecen tartas con dulce casero y flan.
El restaurante lleva abierto al público nueve años. «Cuando lo terminamos, nos paramos atrás de la barra. La miré y le dije: `¿Y ahora qué hacemos con todo esto? ¿Cómo lo vamos a llenar?`», recuerda Marrero.

Hoy abre todo el año (menos los lunes) y reciben hasta 70 personas por día. «Los fines de semana, sea junio o enero, sino reservas te quedas debajo de la mesa. Viene gente de todos lados, incluso desde Montevideo», dice orgullosa María mientras prepara pan casero.

El matrimonio asegura que el pueblo ha crecido muchísimo en los últimos tiempos.

«Somos pocos pobladores, pero ya conviven con nosotros vecinos franceses, ingleses y varios argentinos», comenta Marrero. En 21 años, un terreno en Pueblo Edén pasó de costar US$ 450 a US$ 20.000 cada hectárea. (puntadeleste.com)

Otro lugar que merece una pausa obligada es La Casita de Chocolate donde Romina y su familia preparan las tortas más ricas de la zona,chocolate, variedad de jugos, sandwiches, panes y helados. Tienen su propia huerta y el lugar está construído con paredes en barro fiel al estilo del hornero. Es ideal en un día soleado disfrutar del parque donde sirven las exquisiteces que preparan.

Pueblo Edén tiene una avifauna que marca presencia en la comunidad. Las calles llevan nombre de pájaros y aclaran en un simpático cartel a los visitantes que allí lo único que vuela, son los pájaros.

Golondrina Ceja Blanca

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cardenal Azul

Carpintero Nuca Roja

Macuquiño

En este simpático y pacífico Pueblo, la única manera de pernoctar es alquilar una de las pocas casitas que están destinadas al turismo.

Wild Punta del Este organiza tours desde Punta del Este a Pueblo Edén por el día con la finalidad de conocerlo a través de una recorrida observando una gran diversidad de pájaros (birding) y  haciendo siempre una pausa oportuna para deleitarnos con la gastronomía del lugar.

Ubicación:

Departamento de Maldonado, Pueblo Edén, Ruta 12, km. 30.

Cómo llegar:
En el km 127 de la Ruta 9, tomar en dirección norte la Ruta 12. Se hacen unos 13 km., y en el km.30, está Pueblo Edén.

2 Comentarios

  1. jazmin 26 abril, 2017 Responder

    me encanto super interesante
    ni siquiera sabia que existía este lugar tan lindo y
    tranquilo llamado PUEBLO EDÉN Me encanto, gracias.

  2. Andreina 26 abril, 2017 Responder

    me parecio muy lindo e interesante

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*